Entradas

Cualquier parecido, no es coincidencia

Tengo una amiga de algo más de 70 años que, antes de que sus hijos, por supuesto adultos, se hayan independizado, está criando nietos. Parió dos hijas y un hijo, y la hija menor le trajo dos hijos y una hija, sin que sea esto lo único con lo cual ha esclavizado y empobrecido a su madre, abuela de sus hijos.
Esta amiga, que hace rato debería estar retirada, es la única que trabaja en esa familia. Los mantiene a todos, precariamente. Aun viendo la situación, el mayor de los nietos, ya adolescente, no eructa para robarle tanto el dinero que administra en su trabajo, como lo poco que le pagan por un trabajo inadecuado para una mujer de su edad. 
Además, el muchacho tiene la cachaza de invitar a sus amigos a beber champán en discotecas (donde los dejan entrar y les sirven bebidas, sabiendo que son menores) con el dinero que su abuela gana para mantener la casa donde él vive, más el que ella queda debiendo en el negocio ajeno donde trabaja, gracias a la acción de hurto cometida por su nieto. …

El desbordante movimiento verde

No tengo ni la más remota idea de cómo, cuándo y dónde surgió el movimiento verde, ni quiénes son sus gestores. He acudido a casi todas sus convocatorias y no logro detectar el equipo organizador.
He alcanzado a ver personas que no me agradan, a pesar de estar viéndolas en todas las actividades de protesta desde siempre. Y también he conocido o vuelto a ver gente maravillosa, llena de las mejores intenciones y dispuestas a llegar hasta donde sea necesario en esta lucha contra la impunidad.
Pero el grueso de los participantes, no hay forma de saber quienes son. Lo único que está claro, lo que ha convertido esta causa en un verdadero movimiento de masas, es que la población está hasta la coronilla de la corrupción que nos aplasta. Y es por eso que debemos evitar a toda costa que esta decisión tomada se diluya como tantas otras. Esta no tiene precedentes. Nunca antes salió tanta gente a marchar a cambio de nada que no sea la expresión pública y conjunta de su indignación.
Todo el mundo se h…

De la generación de los 70

Esta es una propuesta formal a todos los que nos hicimos adultos en los años 70. Se me ocurre que debemos contar a los más jóvenes nuestras historias personales, no de las diversiones ni de la vida amorosa, que no les debemos esas cuentas, sino de nuestras experiencias, así fueran como espectadores, de la vida política de entonces.
En mi caso y el de algunas amigas y algunos amigos, se trató de un salto mortal de "los mejores colegios católicos" a la UASD; de pasarnos los días entre congéneres (sí, porque esos colegios no eran mixtos) de más o menos la misma condición socio-económica a un centro de altos estudios lleno de contemporáneos de todos los estratos, principalmente de clase media-media y clase media-baja, de todos los pueblos y campos, haciendo carrera universitaria contra viento y marea, luchando al mismo tiempo contra un gobierno uasd-fóbico y una policía salvaje.
Cuando nos referimos a la UASD del medio millón, no es de medio millón de estudiantes que estamos habla…

¡Ah, las amigas! (algunas)

Casi todas mis amigas pueden alardear de lo bien que criaron a sus hijos y a sus hijas, independientemente de las circunstancias bajo las cuales ejercieron su maternidad. Da gusto ver los resultados: tantos hombre y mujeres de bien, atletas, profesionales, técnicos, artistas, la mayoría con sus familias formadas, lo que coloca a esas amigas en el gratificante rol de abuelas. Y eso produce un orgullo ajeno muy grande.
Sin embargo, nadie carece de amigas a quienes el tiempo les alcanzaba para señalar todo lo que estábamos haciendo mal con nuestros hijos, advirtiéndonos que, de seguir así, nos devorarían cuando llegaran a adultos. Resulta que precisamente son esas amigas las que están pasando el Niágara en bicicleta con sus hijos.
La amiga que más tiempo dedicó a criticar mi método de crianza - no a mis espaldas, sino a nivel de sermones frecuentes y extensos - es madre de cinco varones, no se sabe cuál más desastroso.
En su caso, no había problemas económicos ni sociales. Su esposo siempre…

Denuncia ¿inútil?

El robo de WESTERN UNION/VIMENCA es institucional. La gente paga (más caro) para que sus remesas sean entregadas en dólares, pero ellos, invariablemente, dicen que el envío fue pagado para que se entregara en pesos. Y resulta que, para la entrega en pesos, la tasa es una, tres y cuatro puntos menos, y otra, la del mercado, cuando la entrega es en dólares y el receptor decide cambiarlos.
Recibí unos dolaritos desde La Florida, y el amigo colaborador me dijo que había pagado para que me entregaran los dólares. Cuando fui a buscarlos, me salieron con que él había pagado para que me entregaran en pesos, a 43.15. Yo no discutí porque en un envío anterior él lo había enviado así y pensé que se le había olvidado aclarar el punto por la fuerza de la costumbre.
Pero cuando se lo conté, me aseguró que no, que había insistido en que me lo entregaran en dólares y la señora que lo atendió hasta le mostró donde decía que la entrega se haría en dólares. Claro, ya era tarde.
Hoy me enviaron otros dólar…

Para poder "tuitearlo"

hasta el momento, he recibido estas contribuciones: un depósito de 1000 de un contacto de FB, una transferencia de 5000 de un amigo de infancia, un depósito de 3000 de una amiga que vive en los Estados Unidos (vía su abogado local), un depósito de 1000 de una amiga por FB y otro depósito de 1000 de una ex-condiscípula. también recibí anoche el aviso de un envío de US$50 desde los Estados Unidos que retiraré más tarde. todavía espero por lo menos dos contribuciones más desde los Estados Unidos, cuyos montos ignoro.
es mucha la gente que quiere ir pero no puede costearse el viaje. gente como yo, que sin vivir entre los pobres ni como ellos, no tenemos en qué caernos muertos, que vivimos haciendo malabares para no perder las únicas inversiones que nos quedan, que son las afectivas, no solamente en amistades, sino en nuestras mascotas, plantas y algunos muebles y objetos que son parte de nuestras tradiciones familiares, de nuestras historias personales..
y esa marcha de Puerto Plata es muy …

Energía verde

Según los estudiosos de las Ciencias Cósmicas, el verde es un color complementario, mezcla de dos primarios: amarillo (alegría de vivir) y azul (desaprobación del mal). Tiene atributos constructivos, organizativos y transformadores. 
Es el color de la naturaleza por excelencia. Representa armonía, crecimiento, exuberancia, fertilidad, frescura y misericordia. Contiene el lenguaje de la especie vegetal, de las plantas. 
Tiene una fuerte relación emocional con la seguridad. Sugiere estabilidad y resistencia. Es el color más relajante para el ojo humano. Representa el crecimiento y la esperanza.
¿Qué más se puede pedir al color de la lucha contra la impunidad? ¡Nada es casual! Asiste a las marchas verdes, a los conciertos verdes, a todas las actividades verdes. Firma el libro verde y la carta verde. Coloca algo verde en el frente de tu vivienda, en tu medio de transporte. Vístete de verde.
Y si tienes algún impedimento real o imaginario para no acudir a los llamados, hazte representar, coope…